Consejos para hipocondriacos

La hipocondría afecta aproximadamente a una de cada 20 personas. A continuación, te mostramos cómo hacer frente a la hipocondriasis:

Mantente offline

Si eres hipocondriaco el Dr. Google está lleno de diagnósticos, muchos de ellos equivocados.

Ingresa un síntoma, por ejemplo, dolor de estómago, y aprenderás que puede tener cualquier cosa, desde apendicitis hasta cáncer de esófago.

hipocondria offline

Y si es el último? bueno, la perspectiva es sombría. “las personas se encuentran mucho más ansiosas después de revisar estos sitios”.

Algunos hipocondríacos, pasan varias horas revisando la web, al punto que interfiere con su funcionamiento diario. Se preocupan mucho y se preocupan por lo que están leyendo.

Alguien con una predisposición a la ansiedad puede hacerse un gran favor manteniéndose lejos de estas páginas de Internet.

Quédate con un solo doctor.

El estar cambiando de médico todo el tiempo no es bueno. Pero los hipocondríacos tienden a hacerlo: si uno no ve nada malo, suponen, el siguiente lo hará.

Pasar de un médico a otro aumenta la probabilidad de diferentes diagnósticos y pruebas innecesarias.

Encuentra a alguien en quien confíes, y no hagas ningún cambio. Intenta crear una buena relación con él.

hipocondria doctor

Se abierto y honesto sobre tus preocupaciones y luchas. El médico adecuado te brindará apoyo y ayudará a desviar su atención de los síntomas.

Los hipocondríacos deben darse cuenta de que el doctor perfecto que puede encontrar todo o curar todo no existe

Olvídate de monitorear tu pulso.

¿monitoreas obsesivamente tu pulso? ¿presión sanguínea? ¿temperatura? guarda los dispositivos médicos en el hogar. Concéntrate en algo aparte de tu cuerpo; es mucho más saludable y productivo.

Te puede interesar:  Signos y síntomas reales de un hipocondriaco

Únete a un grupo de apoyo.

Conéctate con otras personas que comparten preocupaciones similares. Puedes intercambiar conocimientos y estrategias para afrontar, brindar seguridad y responder las preguntas de los demás. Y ayuda saber que no estás solo.

Se activo.

Hacer ejercicio ayuda a aliviar el estrés, la depresión y la ansiedad. No es necesario que sea intenso: pasea a tu perro, ve a nadar o practica jardinería.

El estrés hace que los pacientes hipocondriacos se sientan más ansiosos y también puede exacerbar los síntomas que ya tienen.

Terapia cognitivo conductual.

La TCC está diseñada para ayudarte a reconocer y detener el comportamiento relacionado con tu ansiedad.

Algunas veces incluye terapia de exposición: confrontar directamente y aprender a lidiar con tus miedos.

Si alguien no va a los hospitales de cáncer porque temen contraer cáncer, lo llevamos allí dice Jon Abramowitz, profesor de psicología del programa de psicología clínica de la universidad de carolina del norte.

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas.

Solamente tienes que compartir este artículo en Facebook, Twitter o WhatsApp.

Muchísimas gracias por tu ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *